Artículos

Todo lo que necesitas saber sobre el dolor y cómo podemos ayudarte.
Lista de artículos
Lista de Diagnósticos
Sin Área Específica
Cabeza/Cuello
Hombro
Brazo/Mano
Pecho
Espalda
Abdominal
Cadera/Pelvis
Pierna/Pie

Todo dolor es una señal de disfunción en el cuerpo que necesita atención. Al tomar una aspirina u otros medicamentos para el dolor se enmascara esta importante señal sin tratar el problema. Es algo similar a desconectar la alarma de incendios.

Existen múltiples causas para los dolores de cabeza, así como una mala postura, el uso de alcohol o drogas, hipersensibilidad a los alimentos, la depresión, la hipertensión arterial y el estrés, por nombrar algunos. Sin embargo, cada vez es más evidente que muchas de estas «causas» son solamente detonantes y no la causa real, que es la tensión. Sin esta tensión subyacente, no sería suficiente en sí para causar un dolor de cabeza.

La tensión puede estar presente en los músculos del cuello, los hombros, el cuero cabelludo y la mandíbula. Muchos de estos músculos contienen puntos gatillo que reflejan el dolor en áreas específicas de la cabeza. Normalmente estos puntos gatillo pueden ser desactivados fácilmente usando las técnicas correctas, eliminando así dolores de cabeza actuales y futuros. La fascia también puede estar muy tensa, entumeciendo estos músculos, restringiendo el movimiento y agravando el problema.

La tensión en los músculos del cuello tiene muchas causas. A veces se convierte en un hábito, o un patrón aprendido. En ocasiones, al eliminar esta tensión se pueden liberar emociones subyacentes, permitiendo el acceso a una de las fuentes del dolor. A menudo, el dolor de cabeza es sólo la punta del iceberg y esta encadenada a otras áreas del cuerpo como la cadera, la espalda o los músculos del pecho. Es importante dirigirse a estos músculos para lograr un efecto duradero.

Pin It on Pinterest