Artículos

Todo lo que necesitas saber sobre el dolor y cómo podemos ayudarte.
Lista de artículos
Lista de Diagnósticos
Sin Área Específica
Cabeza/Cuello
Hombro
Brazo/Mano
Pecho
Espalda
Abdominal
Cadera/Pelvis
Pierna/Pie

La pubalgia es una lesión dolorosa de los tejidos blandos en el área de la ingle, la cual puede llegar a ser crónica e incapacitante si no se trata a tiempo. Suele ocurrir durante las actividades deportivas que requieren movimientos de torsión o cambios bruscos de dirección. El dolor de la ingle puede ser el resultado de una simple tensión muscular o de una lesión mucho más grave.

La anatomía de la pubalgia atlética es compleja. Desde una perspectiva anatómica, todos los músculos que se unen a la sínfisis púbica son importantes. Hay muchos tipos diferentes de tejido en la parte inferior del abdomen y la parte superior del muslo y la pelvis, que pueden estar involucrados, incluyendo músculos, tendones, nervios y ligamentos que están conectados a los músculos abdominales inferiores (especialmente los oblicuos) o los aductores (músculos internos del muslo) o ambos. En el diagnóstico general de pubalgia se incluyen varios tipos diferentes de lesiones en los tejidos blandos de la zona pélvica.

Después de la actividad deportiva, la persona con pubalgia a menudo estará limitada y adolorida. El día después de un partido, por ejemplo, simplemente salir de la cama o de un coche podría resultar difícil y doloroso.

TRATAMIENTO CONVENCIONAL:

  • El tratamiento inicial para cualquier tipo de lesión muscular, a menudo implica el descanso de los deportes, el hielo y, en este caso, se implementa el uso de un tipo especial de shorts de compresión.
  • Medicamentos antiinflamatorios.
  • Fisioterapia que implica la estabilización de la base y la pelvis y un entrenamiento de fuerza y ​​flexibilidad.
  • Cirugía: hay muchos tipos de cirugías dependiendo del origen del problema, las cuales varían en eficacia y éxito. La tenotomía del aductor puede ser recomendada para el dolor interno del muslo, por ejemplo. En este tratamiento, el tendón que une los músculos internos del muslo al pubis, se corta para liberar la tensión. Al curar, se supone que el tendón queda más largo y así alivia el problema. La cirugía no siempre es eficaz y a veces el dolor postoperatorio es tan intenso que requiere un procedimiento adicional llamado neurectomía inguinal en la que se corta el nervio inguinal.

DMR THERAPY® PERSPECTIVA:

La prevención, por supuesto, es la mejor medicina. En la mayoría de los casos, especialmente de los no-atletas, el problema se origina en los músculos que están demasiado tensionados. El esfuerzo extremo puede producir lesiones dolorosas. Trabajando con atletas encuentro que, tanto la fuerza como ​​el entrenamiento de rendimiento, a menudo carecen del componente de flexibilidad que es tan necesario para evitar este tipo de lesión.

La pubalgia a menudo no es más que un caso de músculos excesivamente tensos que ejercen tensión donde se ata el hueso púbico, causando inflamación y tendones desgastados. Otro patrón común es la hiper-extensión de los abdominales y la hiper-abducción de los músculos internos del muslo. Para estos casos, las técnicas en DMR Therapy® sirven para liberar la tensión en todos los músculos afectados. Esto en sí mismo puede traer un alivio inmediato y también crea un ambiente para la curación mediante el aumento del flujo de la sangre y el linfático a la zona afectada. Al trabajar cuidadosamente en las inserciones, el dolor a menudo disminuye significativamente.

Como se mencionó anteriormente, es difícil de generalizar estas patologías debido a la imprecisión del término pubalgia. Sin embargo, he encontrado que en muchos casos estas técnicas pueden ser mucho más eficaces que cortar tendones tensos o someterse a un cirugía para liberar los nervios atrapados. El alivio puede ser inmediato, acción que la cirugía nunca logra y es una ventaja definitiva evitar los efectos secundarios de la intervención quirúrgica.

Ver también osteítis pubis

Pin It on Pinterest