Artículos

Todo lo que necesitas saber sobre el dolor y cómo podemos ayudarte.
Lista de artículos
Lista de Diagnósticos
Sin Área Específica
Cabeza/Cuello
Hombro
Brazo/Mano
Pecho
Espalda
Abdominal
Cadera/Pelvis
Pierna/Pie

Dolor del hombro casi NUNCA requiere cirugía. Los protocolos de tratamiento de DMR Therapy®desarrollados específicamente para tratar la extrema disfunción fascial y muscular del hombro, son el el primer paso y el más recomendado en la solución en estos casos. Este tratamiento es extremadamente rápido y eficaz, ya que generalmente requiere solamente de una a tres sesiones para eliminar el problema. Además, no tiene efectos secundarios.

Artritis, bursitis, tendinitis, manguito rotador, capsulitis adhesiva, la pérdida de cartílago articular y hombro congelado, son los diagnósticos usados más frecuentemente para el dolor del hombro. Las radiografías, resonancias magnéticas y otras pruebas, a menudo parecen justificar tales diagnósticos. No obstante, por lo general, no son la verdadera causa del dolor en el hombro.

Incluso cuando la articulación del hombro ha sufrido una lesión verificable, los puntos gatillo, la extrema tensión en los cuatro músculos del manguito rotador y la fascia restringida y gruesa, siempre contribuyen en gran parte al dolor. Éste puede ser tan intenso y debilitante como el dolor de una articulación lesionada.

Hasta veinte músculos involucrados en la operación del hombro, pueden estar vulnerables cuando existen  este problema. Cuando un músculo del hombro se vuelve disfuncional por los puntos gatillo, otros músculos empiezan a compensar. Bajo esta carga adicional, cada uno adquiere puntos gatillo secundarios hasta que todos los músculos de la región empiezan a tener disfunciones. Esto puede conducir progresivamente al movimiento limitado del brazo, terminando finalmente en el hombro congelado.

Algunos investigadores sospechan que los puntos gatillo pueden ser la raíz verdadera de la osteoartritis y otros tipos de deterioro de la articulación. Esto se debe a que los músculos afectados con puntos gatillo se encogen y se vuelven rígidos. El movimiento  empieza a ejercer una carga extra en las articulaciones, lo que eventualmente puede resultar en un daño al tejido conectivo y a las articulaciones.

Los analgésicos son normalmente prescritos para el dolor de hombro, aunque estos pueden ser más prejudiciales, ya que no se soluciona el problema sino que lo enmascara. Por otro lado, se corre el riesgo de empeorarlo, permitiendo que la persona siga con las actividades que causaron originalmente el problema.

El ejercicio y el estiramiento de un hombro lesionado también pueden empeorar los puntos gatillo y aumentar el dolor. Los otros tratamientos convencionales, tales como los relajantes musculares o inyecciones de cortisona, nunca eliminan el problema y rara vez ayudan porque cuando el dolor llega a cierta intensidad, éste indica que los músculos y la fascia han llegado a una disfunción extrema. Debido a la falta de efectividad de estos tratamientos, con mucha frecuencia la persona con problemas en el hombro, como manguito rotador o el hombro congelado, se desespera al punto de someterse a una cirugía, sin darse cuenta que estos problemas podrían haber sido eliminados fácilmente.

DMR Therapy® ofrece una opción rápida y efectiva para eliminar estos dolores y prevenir las cirugías del hombro que son generalmente innecesarias.

Pin It on Pinterest