Artículos

Todo lo que necesitas saber sobre el dolor y cómo podemos ayudarte.
Lista de artículos
Lista de Diagnósticos
Sin Área Específica
Cabeza/Cuello
Hombro
Brazo/Mano
Pecho
Espalda
Abdominal
Cadera/Pelvis
Pierna/Pie

DMR Therapy® se especializa en liberar manualmente los tejidos implicados en lugar de desgarrarlos o cortarlos. El resultado puede ser una resolución mucho más rápida del problema sin los efectos secundarios habituales.

El hombro congelado, a veces identificado como capsulitis adhesiva, es un término usado para identificar un hombro doloroso que exhibe dolor y un rango extremadamente restringido de movimiento. Normalmente la causa es adherencias (bandas rígidas de tejido) que crecen entre las superficies de las articulaciones del hombro. La cápsula del hombro se espesa y se vuelve apretada, restringiendo el movimiento a veces hasta el grado en que no puede moverse por sí mismo o con la ayuda de otra persona.

Aparte de que el hombro esté «congelado», la capsulitis adhesiva se caracteriza por lo siguiente:

  • dolor de inicio lento
  • el dolor se localiza cerca de la inserción del deltoides
  • incapacidad de dormir en el lado afectado
  • as radiografías de la zona pueden parecer normales
  • puede corregirse solo, aunque la recuperación podría tomar de 2-3 años

CAUSAS:

La causa de la mayoría del hombro congelado es mal entendida, así que se considera idiopática (de causas desconocidas), aunque lo siguiente podría ser factores:

  • trauma
  • cirugía (especialmente cirugía del hombro)
  • enfermedad inflamatoria
  • diabetes
  • inmovilización del hombro

TRATAMIENTO CONVENCIONAL:

  • El tratamiento conservador puede incluir lo siguiente:
  • calor y terapia física para estirar y aumentar la amplitud de movimiento
  • medicamentos antiinflamatorios (AINE)
  • un corticosteroide oral tal como prednisona
  • inyecciones de cortisona directamente en la articulación

El hombro congelado puede ser muy doloroso y resistente a estos tratamientos, y puede persistir durante años. Por lo tanto, si la gama habitual de tratamientos es ineficaz, se podría sugerir una intervención más agresiva, como:

  • Manipulación bajo anestesia. Durante este procedimiento el paciente está dormido. El médico le forzará el hombro a moverse lo que hace que la cápsula y el tejido cicatricial se estiren o se desgarran. Esto libera la articulación y aumenta el rango de movimiento.
  • Distensión artrográfica. Similar a lo anterior, pero una pequeña cantidad de material de contraste se inyecta en la articulación y luego se observa a través de imágenes radiológicas.
  • Artroscopia del hombro. En este procedimiento, el médico corta porciones del tejido más  tenso de la cápsula articular.
  • Descompresión subacromial. La teoría operativa es que el dolor es causado por el pinzamiento de los tendones del hombro debido a la falta de espacio. La solución consiste en cortar el extremo de la escapula (acromio) o alisar el hueso supuestamente áspero, abriendo así más espacio para que los tendones se muevan libremente.

Desafortunadamente, muchos de los tratamientos anteriores pueden tener efectos secundarios dañinos:

  • Los AINEs pueden causar náuseas y vómitos, y pueden afectar la digestión y causar úlceras. También pueden afectar los riñones y causar retención de líquido.
  • Los esteroides orales como Prednisona también pueden causar la pérdida del sueño, vómitos y cambios de humor entre otros.
  • Las inyecciones de esteroides pueden causar un ablandamiento y daño permanentes de los tendones, ligamentos y tejidos y otros efectos secundarios.
  • La manipulación forzada puede dañar aún más las estructuras del hombro, como el manguito rotador, y generar un mayor dolor.
  • La recuperación de la cirugía, si tiene éxito, suele ser lenta y dolorosa. El éxito es un término relativo, y estas cirugías «exitosas» raramente restauran la articulación al 100% de función sin dolor.

DMR Therapy® PUNTO DE VISTA Y TRATAMIENTO:

Los puntos gatillo son raramente considerados, pero a menudo son un factor importante en el desarrollo del hombro congelado. Si no se atiende pronto, la reacción inflamatoria de la tendinitis causada por puntos gatillo en el músculo puede causar fibrosis de la bursa, lo que conduce a la capsulitis adhesiva.

La causa más común de la restricción del hombro es el músculo subescapular, que se adhiere al interior de la escápula. Los síntomas del hombro congelado son idénticos a los de los puntos gatillo en este músculo, que a menudo se pasa por alto como una causa de la restricción del hombro y el dolor. Si se trata con prontitud, la liberación de este músculo puede liberar el hombro. Sin embargo, cuando finalmente el hombro se congela (un proceso prolongado), muchos otros músculos del área escapular se han involucrado. El supraespinoso, el antagonista del subescapular, por ejemplo, es uno de los primeros en ser afectado.

Si los puntos gatillo de un músculo son liberados pero los del antagonista no lo son, el desequilibrio hará que el músculo se tensiona nuevamente.

El hombro congelado puede ser un desafío porque cuando el hombro se vuelve inmóvil y el dolor extremo, muchos si no todos los músculos del hombro necesitan ser abordados. La fascia o tejido conectivo es un factor importante. Puede volverse gruesa, dura y dolorosa por su gran número de sensores de dolor. Sin embargo, DMR Therapy®, con amplia experiencia en el tratamiento de los problemas de hombro, se especializa en la liberación de los tejidos involucrados manualmente en lugar de rasgar o cortar. Con este método, problemas del hombro se pueden resolver rápidamente con ninguno de los efectos secundarios normales.

Pin It on Pinterest